Acta fundacional

Diciembre 2020


La Cámara Argentina de Productores de la Economía Popular (CAPEP) nace con un
objetivo claro: visibilizar y proponer soluciones a los problemas productivos de un sector
esencial para la reconstrucción económica de la Argentina. Esto significa, en lo concreto,
defender la producción nacional; proteger los emprendimientos a pequeña escala de las
condiciones asimétricas de comercialización que imponen los capitales concentrados,
impulsar el financiamiento estratégico acorde a las necesidades del sector y construir
circuitos logísticos funcionales a la producción y al consumo.
Nos proponemos impulsar el repoblamiento productivo de la Argentina respetando
criterios federales y de sostenibilidad ambiental. CAPEP representa los intereses de la
producción que provienen de formatos organizativos heterogéneos, basados en las
condiciones sociales de producción existentes en cada región del país, entre los que se
destacan las cooperativas, microempresas, núcleos de agricultura familiar y empresas
recuperadas por sus trabajadores. Sobre esta base, nuestra Cámara sintetiza una agenda
de desarrollo económico que defiende el derecho a la producción basado en cinco ejes
conceptuales:

  1. El acceso al crédito: a través del impulso de canales de financiamiento bancario y no
    bancario destinado a la compra de maquinarias, equipos y capital de trabajo en
    condiciones acordes a las características y posibilidades de la economía popular.
  2. El impulso a la formalización fiscal del sector: a través de nuevos instrumento fiscales y
    jurídicos que reconozcan la heterogeneidad del entramado productivo no tradicional.
  3. La promoción del desarrollo de una red de transporte y logística que integre al país con
    nodos de transporte en lugares estratégicos. Lo que permitirá el abastecimiento de
    cercanía y la fijación de relaciones razonables de costos entre productor y consumidor
  4. La inclusión de los bienes y servicios de la economía popular en canales de
    comercialización y venta, tanto privados como estatales, que den un marco de igualdad
    de oportunidades frente a otros sectores económicos.
  5. El fomentar al desarrollo de regiones económicas que protejan y faciliten la
    infraestructura y la legislación necesaria para impulsar la fabricación y el comercio local.
    El desafío que nos proponemos requiere de asociados comprometidos con una agenda
    que impulse reformas estructurales en la Argentina. La informalidad productiva, la falta de
    crédito y la exclusión comercial que hoy observamos en muchas actividades de la
    economía nacional no es una fatalidad de la naturaleza, sino la consecuencia de una
    frontera institucional que debemos traspasar para impulsar una recuperación equilibrada
    del país. Para esto es prioritario desarticular lo viejo, que reproduce las desigualdades
    económicas que hoy observamos, para crear lo nuevo, basado en la igualdad de
    oportunidades económicas.
    Finalmente destacamos que CAPEP tiene por objetivo impulsar esta agenda productiva en
    todo el territorio nacional, atendiendo a las necesidades particulares de la producción
    local. Convocamos, por lo tanto, a construir un espacio federal y amplio, que reivindica la
    producción cercana a las necesidades reales de nuestra gente y alejada de la
    especulación financiera en la que está inmerso el capitalismo concentrado global.